17ª Zona de la Guardia Civil


ir a contenido

Menu Principal:


Historia de Cabrera

ISLAS DE MALLORCA > CABRERA

Historia

La isla de Cabrera y los islotes mayores fueron visitados por las principales civilizaciones mediterráneas: fenicios, cartagineses, bizantinos y romanos.Su nombre debe su origen a las cabras montesas que habitaban la isla.

Durante los siglos XIII y XIV la isla de Cabrera y su puerto natural era utilizado por piratas berberiscos como base desde donde atacar las costas mallorquinas. Por este motivo, ya en el siglo XIV, se construyó un castillo en la entrada del puerto. Este castillo evitaba que se usase el puerto como base pirata y permitía una mayor vigilancia de las aguas cercanas a Mallorca.

El cautiverio de Cabrera

Port de Cabrera

En 1808 estalla la Guerra de la Independencia Española. Tras la victoria de Bailén, los soldados franceses hechos prisioneros (unos 18.000 hombres) tuvieron diversa suerte. Los oficiales y militares de más alta graduación fueron llevados a Francia —como Dupont ó Ligier-Belier—, dónde automáticamente fueron cesados y víctimas del enfado de Napoleón, pues éste consideraba la rendición como una cobardía. Un grupo de unos 4.000 prisioneros fueron llevados a las Canarias, donde terminaron rehaciendo su vida e integrándose, corriendo sin saberlo, mucha mejor suerte que el resto de sus compatriotas. La gran mayoría (unos 9.000 hombres) fueron llevados a la Isla de Cabrera.

Según las Capitulaciones de Andújar (22 de julio de 1808[1] ), los prisioneros franceses iban a ser llevados a Francia desde Cádiz en barcos ingleses. Esto no se cumplirá, entre otros por el Gobernador militar de Cádiz, que decide enviarlos a las islas. Mientras tanto, los prisioneros permanecieron cautivos hacinados en pontones en Sanlúcar.

Su viaje comenzó el 9 de abril de 1809, partiendo de la bahía de Cádiz, y con la esperanza de volver a su patria. El viaje resulta penoso por el hacinamiento prolongado y las tempestades; la disentería se extiende a bordo. Finalmente, el posible intercambio con presos españoles en Francia no se cumple, y los prisioneros son «liberados» en la Isla de Cabrera.

En realidad no había ningún edificio que pudiera llamarse cárcel sino que la cautividad era el propio aislamiento de la isla. Este cautiverio terminó en 1814 al firmarse la paz. Debido a la escasez de recursos de la isla y la falta de suministros por parte de las autoridades de la Junta de Defensa de Mallorca, sólo sobrevivieron unos 3.600 al finalizar la guerra. Hay que resaltar además que durante las Guerras Napoleónicas se llevaron más presos a la isla, por lo que el número de muertos fue aún mayor. En recuerdo de los que perecieron en aquellas circunstancias —enterrados en el Cementerio Francés— se erigió un monolito en la isla.

Final de siglo XIX y siglo XX

A finales del siglo XIX, la isla de Cabrera pasa a ser propiedad privada. Los dueños, la familia Feliu (Feliu de Cabrera) intentan el cultivo de vid en la isla. Para ello construyeron una bodega, que se utiliza actualmente como museo.

En 1916 el archipiélago es expropiado por intereses de defensa, sin embargo, la familia ex-propietaria, mantuvo un largo y costoso pleito contra el Estado, en el que invirtieron parte de su fortuna; y que años después, el magistrado supremo se pronunció a favor de la administracion central; la familia Feliu tuvo que utilizar parte del dinero de la expropiación para sufragar los gastos. Despues se establece en la isla de Cabrera una pequeña guarnición. La isla se utilizaría hasta su conversión en Parque Nacional como área de práctica de tiro. Esta presencia militar protegió el entorno natural al evitar que el archipiélago fuese objeto de especulación inmobiliaria.

La isla de La Cabrera es la más importante de todo el archipiélago, compuesto de otras 19 islas menores e islotes que la rodean. Tiene un litoral extremadamente recortado, con un perímetro de 39 kilómetros y unos acantilados de gran belleza y otros accidentes costeros como: cabos, calas, playas de arena y de cantos rodados y cuevas litorales de gran belleza como sa Cova Blava. Los acantilados más notables están en na Picamosques al SW con 172 m, en el cabo Ventós (120 m) al NE y en la Punta Anciola (99 m) en el extremo sur

Los materiales que forman estas islas son las calizas terciarias, margas y dolomias, similares a las de Mallorca. No en vano, el archipiélago es la prolongación de la Sierra de Levante mallorquina, a la que se encontraba unida hace unos 12.000 años. La estratificación de los materiales y el efecto de los plegamientos y encabalgamientos de diversa orientación son visibles y espectaculares desde el mar. La naturaleza calcárea de los terrenos de Cabrera ha dado lugar a fenómenos cársticos como simas y cuevas, con lagos subterráneos de relativa extensión.

En su parte más larga, Cabrera tiene una longitud de unos 7 km. y unos 5 km. en la más ancha. Su cota máxima es la cumbre de Na Picamosques con 172 metros de altitud.

Clima

El clima local es mediterráneo semiárido, con temperaturas medias anuales de 18ºC, un poco superiores a las temperaturas de la costa mallorquina inmediata, y una pluviosidad reducida, de 350 mm de media.

Destacan las aves marinas, como la pardela balear (Puffinus mauretanicus), la gaviota de Audouin (Larus audouinii), la pardela cenicienta (Calonectris diomedea) y el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis); y las rapaces, como el águila pescadora (Pandion haliaetus), el halcón marino (o halcón de Eleonor, Falco eleonorae) y el halcón peregrino (Falco peregrinus), que son uno de los valores naturales más importantes del parque, al que hay que añadir el paso de más de 130 especies de aves migratorias.

La vegetación más característica de Cabrera es el monte bajo de acebuches (Olea europea silvestris) y sabinas (Juniperus phoenicea), aunque se encuentran algunas zonas extensas de pinar. Destaca el Llampúdol bord (Rhamnus ludovici-salvatoris), un arbusto endémico de las islas Baleares que sólo se encuentra en las islas de Mallorca, Menorca y Cabrera.

Medidas de protección

Para ir a Cabrera con embarcación propia es necesario solicitar un permiso de navegación a la dirección del Parque Nacional. Todos los recursos naturales están protegidos y por tanto no se permite la pesca deportiva, ni la caza, como tampoco se permite recolectar productos naturales, ni extraer ningún mineral.

Home Page | MAPA DE MALLORCA | HISTORIA G. CIVIL | PRENSA | SIMPATIZANTES | PALMA DE MALLORCA | ISLAS DE MALLORCA | CONTACTANOS | FORO GUARDIA CIVIL | WEBS AMIGAS | HUMOR | VIDEOS | PRIVADO | Mapa del Sitio


Sub-Menu:


Son las - / Hoy dia - / Última actualización- 13 feb 2011 / PAGINA NO OFICIAL/ | jesus@guardiacivilbaleares.es

Regresar a contenido | Regresar al menu principal